Lo importante que es prevenir el desarrollo de enfermedades de transmisión sexual

Poco se habla de las enfermedades de transmisión sexual. Es un tema socialmente que no está aceptado, causa rechazo, se presta a diversas interpretaciones y hasta se tilda a quien la padece de persona promiscua o que se ha infectado por no tomar precauciones, sin embargo el contagio puede ser muy fácil, y es que este tipo de enfermedades están a la orden del día en todas partes y quizá más de lo que imaginamos.

En efecto se las conoce como enfermedades de transmisión sexual y se definen como un grupo de enfermedades causadas por distintos agentes infecciosos adquiridos durante la relación sexual. Afecta a mujeres y a hombres por igual. Lo que sí es cierto es que se presentan con mayor frecuencia en los jóvenes y en los adultos jóvenes.

En los últimos años se ha visto un incremento de las enfermedades de transmisión sexual y esto se debe a que los propios jóvenes tiene actividades sexuales mucho más temprano que antes, al tiempo que se casan más tarde y aquello arroja como resultado que todas las personas que se consideran sexualmente activas tengan más probabilidades de haber tenido muchas parejas sexuales durante sus vidas, corriendo así, un riesgo de carácter mayor para desarrollar las enfermedades de transmisión sexual.

Lo curioso del asunto es que se trata de un tipo de enfermedades silenciosas y es que en el caso del sexo femenino no suelen causar ningún síntoma, pero aun en esas circunstancias el riesgo es mayúsculo dado que pueden transmitir sin darse cuenta la enfermedad a sus parejas.

Cierto es sin embargo que los problemas que se dan como consecuencia de las enfermedades de transmisión sexual se dan con una mayor frecuencia en mujeres que en hombres, esto es dado el grado asintomático de la enfermedad, motivo por el cual las mujeres van al médico cuando la enfermedad está en una etapa avanzada. Por eso es recomendable que cada periodo de tiempo hacerse revisiones.
Ahora bien, cabe destacar que si una enfermedad de transmisión sexual se diagnostica a tiempo podrá ser curada sin que por ello derive en otra circunstancia peor de la misma.

Factores de riesgo de las enfermedades de transmisión sexual

Iniciar una vida sexual en la adolescencia, es tan riesgoso como tener una pareja sexual que a su vez tenga otras parejas sexuales. De igual forma el no usar preservativo durante el acto sexual, dispara las posibilidades.

Como se previene

Muy fácil. Deberá tener una relación sexual monógama, se entiende que con una persona no infectada o que haya sido examinada y que no haya dado resultado positivo, deberá utilizar preservativo en todas sus relaciones sexuales, así como postergar la edad de iniciación en el sexo.

Así pues lo mejor será prevenir. Pero nadie está libre de padecer en algún momento de su vida alguna enfermedad sexual, desde el herpes hasta la sífilis o la gonorrea que afecta tanto al hombre como a la mujer, aun cuando sea la mujer quien termine siendo más perjudicada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *